Sueño de belleza y cuidado de la piel

Sueño de belleza y cuidado de la piel

Hablamos mucho sobre las mejores prácticas para el cuidado de la piel y cómo todo debe funcionar hacia un estilo de vida saludable y una mayor filosofía de autocuidado. Sin embargo, si no duermes lo suficiente y complementas cualquier rutina diaria de cuidado de la piel con un descanso adecuado todas las noches, todos esos esfuerzos serán en vano.

El sueño y el cuidado de la piel deben trabajar juntos para mostrar los mejores resultados.

Beneficios del sueño

Los beneficios de un sueño de alta calidad son infinitos, especialmente cuando se trata de su salud diaria en general y las funciones de la piel. Cuando duerme, las células de su piel se ponen a trabajar para mantenerse y revitalizarse.

  • disminuye las arrugas: el sueño actúa como un anti-agente natural que previene los signos visibles del envejecimiento y las líneas de expresión.
  • brilla: el sueño mejora su cutis en general y mantiene su piel funcionando correctamente.
  • piel más sana: dormir más repara y regenera las células de tu piel.
  • desestresarse: el sueño le da a su piel un descanso del estrés diario y la exposición de su entorno.

Una buena noche de sueño es realmente el proceso final de su régimen de cuidado de la piel, ya que permite que los productos y cualquier procedimiento se procesen por completo durante el descanso. El cuidado de la piel tiene que ver con el equilibrio y ese equilibrio se pierde si no duermes lo suficiente.

Verse más joven

La piel produce colágeno mientras duerme. Esto evita la flacidez y las arrugas. Dormir menos también deja la piel más seca y conduce a líneas más finas.

Los estudios dermatológicos sugieren que la mitosis celular (la división celular que renueva y repara la piel) alcanza su punto máximo entre las 11 p.m. y la medianoche, ya sea que esté dormido o no. Idealmente, su cuerpo está en modo de descanso para procesar mejor estas actividades.

La falta de sueño realmente puede afectar su rostro y causar ojos hinchados, bolsas debajo de los ojos, ojeras, párpados caídos, palidez y, en general, indicar un comportamiento desagradable en su rostro.

sueño y cuidado de la piel

Mientras duermes

El sueño regular permite que su cuerpo se recupere adecuadamente de su día de actividad. Tu cuerpo trabaja mucho sobre sí mismo mientras duermes.

Durante el sueño, el flujo sanguíneo es más constante y ayuda a la piel a reparar cualquier daño experimentado. El sueño también mejora los productos o ingredientes utilizados o aplicados a la piel. Es por eso que recomendamos una segunda aplicación de su régimen de cuidado de la piel antes de acostarse.

Puede mantenerse hidratado durante la noche aplicando crema hidratante y bebiendo mucha agua a medida que pierde más agua mientras duerme.

En muchos sentidos, el sueño es la única fuente de juventud alcanzable que tenemos. Cualquier rutina diaria de cuidado de la piel y estilo de vida saludable debe complementarse con un sueño nocturno regular (7-9 horas) para que su cuerpo funcione de la mejor manera.

No hay descanso para los malvados

Por el contrario, la falta de sueño prolongada realmente puede causar estragos a largo plazo si no se aborda. Empeora las dolencias de la piel con las que ya estás lidiando.

A medida que se le priva del sueño, su cuerpo produce más cortisol, la hormona del estrés. Los niveles elevados de esta hormona pueden aumentar los niveles de inflamación y deteriorar la calidad general de la piel. Puede iniciar un círculo vicioso que conduce a eccema, brotes de acné y otras enfermedades de la piel.

Asegurarse de dormir lo suficiente y hacer ejercicio hace más por su piel de lo que cree. Cuando duerme, su cuerpo libera algo llamado hormona del crecimiento humano. Esta hormona es responsable del recambio celular y la producción de colágeno, una proteína que le da a la piel su flexibilidad y elasticidad. El ejercicio aeróbico regular mejorará su circulación y, como resultado, lo dejará más brillante.

El descanso y una buena noche de sueño hacen maravillas para todo el cuerpo y la piel. Un sueño de calidad constante permitirá que las funciones naturales de la piel se procesen con mayor suavidad. El sueño también combatirá el estrés que puede causar estragos en la piel y provocar brotes. Además, intente cambiar de posición para evitar líneas de sueño y arrugas.

Hay una razón por la que se llama «sueño reparador». Dormir bien físicamente te hace lucir mejor y permite que tu cuerpo absorba adecuadamente el cuidado de tu piel, así que descansa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *