Barcelona: 93 531 35 63 Madrid: 91 038 05 86 info@bellezaengotas.com

La Toxina Botulínica (comúnmente conocido como Botox) se utiliza en un procedimiento cosmético por medio del cual una proteína natural y purificada de origen bacteriano –Toxina Botulínica Tipo A- es inyectada en diferentes zonas del rostro para disminuir las arrugas de la frente, patas de gallo y entrecejo. EN ESPAÑA SÓLO ESTÁ AUTORIZADA SU APLICACIÓN EN EL TERCIO SUPERIOR DE LA CARA.

Debido a sus asombrosos resultados y sus mínimos riesgos de efectos secundarios, este procedimiento es el más popular de los tratamientos estéticos no quirúrgicos. La toxina botulínica se ha utilizado con seguridad y con éxito en Oftalmología durante más de 16 años, y como terapia de las arrugas desde hace unos 15 años, aproximadamente. Sin duda alguna, la toxina botulínica del tipo A es un importante recurso que tenemos en Medicina Estética, aproximando a muchas personas a la propia imagen deseada.

¿CÓMO SE REALIZA?

El tratamiento consiste en inyectar una pequeña cantidad de toxina botulínica en los músculos cuya contracción crea las arrugas, bloqueando el impulso nervioso que llega al músculo. Consecuentemente el músculo se inmoviliza, la piel que cubre el músculo se relaja y las arrugas gradualmente desaparecen.

El procedimiento con toxina botulínica en sí mismo lleva alrededor de quince minutos, pero los efectos comienzan a hacerse visibles entre los cinco y diez días de su aplicación. 

El grado de molestias durante la aplicación del producto depende de la sensibilidad de cada persona. Normalmente no produce dolor. Los resultados de dicho tratamiento no son permanentes y durarán aproximadamente 3 a 6 meses. Si se mantiene un tratamiento en forma regular, la duración del mismo puede llegar a ser más larga.

¿CUÁNDO SE REALIZARÁ ESTE TRATAMIENTO?

Los mejores candidatos para este  tratamiento son hombres y mujeres entre 30 y 65 años que desean conseguir una apariencia más juvenil y lisa. Cada vez es más solicitado por un público joven, al evitar la aparición de nuevas arrugas y de la evolución de las ya existentes.

¿TIENE EFECTOS SECUNDARIOS?

Este es un tratamiento prácticamente inocuo, podría aparecer algún leve hematoma en la piel que desaparece en unos días. Ocasionalmente, puede producir dolor de cabeza entre el primer o segundo día de aplicación y posible sensación de pesadez o de falso resfriado. No es recomendable hacer un uso excesivo de este tratamiento, ya que algunas veces disminuye la respuesta al mismo.

AL TERMINAR EL TRATAMIENTO…

Inmediatamente despues de la aplicación, el paciente se reincopora a su vida normal. Si aparece algún pequeño hematoma, lo podrá cubrir con alguna crema o base con color. Acudirá a control sobre los diez días para valoración de los resultados y para hacer cualquier retoque en caso de que sea necesario.

Pin It on Pinterest

Share This

¡Compártelo desde aquí!

¡Comparte esta página con quien quieras!