Barcelona: 93 531 35 63 Madrid: 91 038 05 86 info@bellezaengotas.com

Es una técnica terapéutica no quirúrgica que persigue eliminar los cúmulos de grasa localizada definitivamente y de forma natural.

Surge como respuesta a la demanda de los pacientes de prácticas menos invasivas, sin anestesia, ni bisturí, ni quirófano, para conseguir la eliminación definitiva de las adiposidades localizadas. La Intralipoterapia persiste destruir para siempre los cúmulos de grasa localizada.

Se usan sustancias biocompatibles y reabsorbibles, que destruyen las células de tejido adiposo para que luego se eliminen de forma natural a través del sistema linfático

Por lo general, son necesarias entre una y tres sesiones con un intervalo de tres semanas cada una, aunque el número total de sesiones se determinará con la obtención de resultados.

La Mesodermólipólisis es otra arma terapéutica mínimamente invasiva y con grandes resultados estéticos para la grasa localizada.

¿CÓMO SE REALIZA?

Es un tratamiento ambulatorio que no necesita anestesia. La solución se inyecta con microcánulas directamente dentro del tejido graso. Basta un único pinchazo por zona para repartir el producto de forma homogénea.

¿CUÁNDO SE REALIZARÁ ESTE TRATAMIENTO?

La Mesodermolipólisis está indicada para tratar la adiposidad localizada resistente al adelgazamiento.

Si el cúmulo de grasa está relacionado con la herencia y las hormonas, se localiza en flancos, caderas, cara interna de los muslos y de rodilla.

Si se debe a los hábitos alimentarios, se localiza en abdomen, brazos, pliegue torácico y papada.

No está indicado en casos de obesidad o sobrepeso, pues no se pierde peso, solo grasa y centímetros.

¿TIENE EFECTOS SECUNDARIOS?

Tras el tratamiento, en la zona tratada puede aparecer algún hematoma, que desaparecen con el paso de pocos días. No es habitual presentar molestias ni dolor.

AL TERMINAR EL TRATAMIENTO…

Es un tratamiento ambulatorio que no necesita anestesia, el paciente se reincorpora inmediatamente a su vida normal.

Dicho tratamiento se tolera muy bien. La inflamación de la zona tratada durante algunos días es normal y se considera como parte del efecto terapéutico de dicho tratamiento, considerándose una reacción normal del tejido adiposo a la acción adipocitolítica del procedimiento.

Se realizarán controles periódicos para ver la evolución del tratamiento y valorar el número de sesiones necesarias para la obtención de los resultados deseados.

Pin It on Pinterest

Share This

¡Compártelo desde aquí!

¡Comparte esta página con quien quieras!