Barcelona: 93 531 35 63 Madrid: 91 038 05 86 info@bellezaengotas.com

La hiperhidrosis consiste en un innecesario y exagerado aumento del sudoración que afecta de un modo especial a las manos, axilas y pies.

El sudor es necesario para el control de la temperatura corporal. Está regulado por el sistema nervioso simpático. Afecta del 2 al 3% de la población, aunque menos del 40% de los pacientes con dicha afección busca asesoría médica. La forma más común de hiperhidrosis es la que afecta a las palmas de las manos, asimismo es la más embarazosa, ya que quien la padece tiene verdaderos problemas a la hora de relacionarse socialmente (simplemente dar la mano) y para el desarrollo de la mayoría de los trabajos (mercancías delicadas, papelería, componentes electrónicos, peluquería y un largo etc.).

También la hiperhidrosis de la cara (facial) y la forma axilar combinadas o de forma aislada son frecuentes.

Este problema crea una total inseguridad al entrar en contacto con otras personas y como es una situación que se vive con vergüenza se tiende a ocultar el problema, llegando a afectar psicológicamente a quien lo padece.

Se dice muchas veces que la hiperhidrosis se da en personas nerviosas y por este motivo sudan más. Se ha demostrado que es una alteración orgánica y no psicológica.

El tratamiento más radical es quirúrgico, llamándose simpatectomía torácica, realizándose sobre todo a nivel de manos.

El tratamiento médico es realizado mediante la toxina botulínica del tipo A (comúnmente conocido como Botox), aprobada por la FDA para el tratamiento de la sudoración intensa en las axilas.

¿CÓMO SE REALIZA?

Este tratamiento se realiza con pequeñas dosis de toxina botulínica purificada inyectadas en las axilas, bloqueando así temporalmente los nervios que estimulan la sudoración.

¿CUÁNDO SE REALIZARÁ ESTE TRATAMIENTO?

Se realiza en casos de exceso de sudoración en las axilas, con una periodicidad aproximada de cada 6 meses.

¿TIENE EFECTOS SECUNDARIOS?

Rara vez se producen efectos secundarios. Los efectos secundarios incluyen ligero dolor en el sitio de la inyección y síntomas seudogripales.

AL TERMINAR EL TRATAMIENTO…

El paciente se reincorporará a su vida normal y comenzará a ver el resultado a partir del quinto día de realizado el tratamiento. El tratamiento volverá a realizarse cuando aparezca nuevamente la sudoración excesiva en las axilas.

Pin It on Pinterest

Share This

¡Compártelo desde aquí!

¡Comparte esta página con quien quieras!