Barcelona: 93 531 35 63 Madrid: 91 038 05 86 info@bellezaengotas.com

21Los Hilos Tensores, conocidos como ‘Lifting no quirúrgico’, es una de las técnicas por excelencia que permiten sin cortes ni suturas, sin hospitalización ni anestesia compleja, lograr un verdadero rejuvenecimiento del rostro y cuello, preservando los rasgos y características naturales de la persona, estimulando así la recuperación de la tonicidad cutánea. Están hechos de materiales biocompatibles que proporcionan total seguridad terapéutica.

¿CÓMO SE REALIZA?

Esta técnica se realiza en la consulta, con anestesia local o tópica, y en un corto período de tiempo. Consiste en la introducción de los hilos bajo la piel con una aguja guía, diseñada especialmente para este fin, algunos de ellos provistos de pequeñas espículas como medio de anclaje. Luego de introducidos, traccionan los tejidos produciéndose una estimulación del colágeno con el consiguiente efecto lifting en la zona tratada.

¿CUÁNDO SE REALIZARÁ ESTE TRATAMIENTO?

Es un tratamiento ideal tanto para hombres como para mujeres que buscan la  prevención del avance de la flacidez facial y cuello por su acción de anclaje, lo que puede retardar hasta en años o desechar finalmente la elección del paciente por un lifting quirúrgico. No hay una edad ideal para realizarlo, dependerá mucho del status personal.

En muchos casos, los hilos tensores se utilizarán como tratamiento complementario de otros procedimientos, como puede ser la toxina botulínica, rellenos faciales, mesopeeling, entre otros.

Es importante resaltar que no toda flacidez facial o de cuello podrá tratarse con los hilos tensores, ya que los resultados que podrían obtenerse no serían satisfactorios.

¿TIENE EFECTOS SECUNDARIOS?

Hay un mínimo riesgo de enrojecimiento de piel e inflamación, que durarán pocos días (como mucho una semana) en caso de presentarse. También puede aparecer algún hematoma por ser un tratamiento en el que usamos agujas, que desaparecerán en pocos días en caso de presentarse.

AL TERMINAR EL TRATAMIENTO…

Al ser un tratamiento ambulatorio, el paciente se reincorpora a su vida habitual al terminar el procedimiento, tomando en cuenta que pueden aparecer los efectos secundarios anteriormente comentados. El resultado que se obtiene es inmediato desde el momento de la aplicación, pero se irá produciendo un efecto progresivo de asentamiento de los hilos en los tejidos, con la consiguiente producción de colágeno, lográndose este efecto progresivo incluso hasta dos años, según bibliografía científica. Debe evitarse la exposición solar inmediata. Podrá utilizarse algún analgésico antiinflamatorio en caso necesario.

Pin It on Pinterest

Share This

¡Compártelo desde aquí!

¡Comparte esta página con quien quieras!